Miedo al miedo

El miedo es una actitud que nos hace daño: nos debilita, nos empequeñece y hasta nos paraliza. Una persona que tiene miedo no hace nada porque no se anima. Está concentrada en sí misma para que no le pase nada malo. Es la actitud de un alma encarcelada, presa, sin libertad para mirar adelante, para crear algo, para hacer el bien.

Es difícil reconocer que tenemos miedo. Parece que sentir nuestro cuerpo estremecerse cuando tenemos que enfrentarnos a algo arduo es signo de debilidad. Sin embargo, tener miedo es uno de los aspectos más naturales del ser humano y también de los más beneficiosos en cuanto a supervivencia se refiere.

FileAccessHandler

Mientras el miedo nos controle, no podremos ser felices. El miedo a la decepción, a los cambios, a perder lo que tenemos, funciona como una barrera que no sólo nos aleja de la posibilidad de ser más felices, sino que crea una gran sensación de frustración. Decía Paulo Coelho: “Sólo hay una cosa que hace que un sueño sea imposible de alcanzar: el miedo al fracaso”.

También existe el miedo social. En la historia cercana, los argentinos hemos tenido miedo a muchas cosas. Desapariciones, tortura, censura, desamparo social, denuncias, falta de trabajo genuino, corrupción. Y ahora, pánico al secuestro, al robo, al feminicidio y a la pérdida violenta de la vida. No se trató ni se trata de un miedo irracional, regresivo, infantil o absurdo.

Es que las estrategias del miedo son bravas y pueden encontrarse en numerosos ámbitos. La familia -un padre, una madre o un hijo que mantienen aterrorizado al resto de la familia con golpes, o bajo la presión de abandonarlos a su suerte si no hacen la voluntad de quien aterroriza-; un barrio o una villa -los “dueños de la calle”, que hasta cobran peaje por transitar sobre una vereda-; una zona “caliente” – en donde el miedo se alimenta con armas o drogas-.

Es el miedo a los “otros” que va rompiendo los lazos del entretejido social. Tendremos que esforzarnos urgentemente por vencer a los estrategas del miedo y, con ellos, al miedo mismo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s