“La Policía de la Ciudad no va a negociar el espacio público”

El dirigente macrista, Francisco Quintana,  defiende el desalojo de los docentes y el perfil de la Policía de la Ciudad. Además, le cuestiona a Martín Lousteau el momento de su renuncia. Repalda la candidatura de Carrió, aunque se diferencia sobre Lorenzetti.

Francisco Quintana tiene su oficina con una estética minimalista, aunque no deja de haber más de una señal de su amor por Boca Juniors. El jefe de la bancada del PRO en la Legislatura, cuya carrera en el macrismo lo llevó a ocupar cargo de responsabilidad a muy corta edad, elogia a Elisa Carrió, quien será la candidata del espacio, aunque se diferencia de ella en sus denuncias contra Ricardo Lorenzetti. A Martín Lousteau, le cuestiona la forma en la que renunció a la embajada de Estados Unidos y el momento que eligió. Sobre el accionar de la Policia de la Ciudad, Quintana defiende lo actuado contra los docentes y reitera una y otra vez el concepto de “orden público” que vinieron a restaurar.

-¿Lousteau representa un desafío serio en las elecciones?
-Nosotros no estamos preocupados, sino que estamos ocupados en lo que para nosotros, a diferencia de otras opciones electorales, es lo importante: la gestión cotidiana. Nosotros ya salimos de la sorpresa inicial de una decisión intempestiva, probablemente inconsulta y a pocos días de que el presidente visite los Estados Unidos en una gira prioritario en materia de apertura de la Argentina al mundo, de atracción de inversiones y de generación de empleo.  Volvimos a nuestra prioridad, que es la gestión. En la Ciudad estamos diario en contacto con los vecinos y, la verdad, las elecciones no son un tema de conversación para el electorado porteño.

-¿Lousteau hizo mal en renunciar?
-Sin ser uno quién para juzgarlo, lo que sí (R)está claro es que había un compromiso asumido con el Presidente de la Nación que era acompañar la gestión desde un lugar determinado y ese compromiso no se cumple en su totalidad. Con el agravante de que la decisión se toma a pocos días de este viaje.(R)  Eso fundamenta nuestra sorpresa. Ahora, de nuevo: no tenemos tiempo para detenernos para analizar lo que hacen otros dirigentes y tenemos que volver rápido a poner el foco en la gestión, que está –según creemos- muy bien valorada por los porteños. Y creemos estar en condiciones de ofrecerles una opción atractiva. No estamos preocupados con las elecciones.

-¿Elisa Carrió es la mejor candidata?
– Tenemos una concepción de la política como una tarea colectiva y lo que vamos a ofrecerle a los porteños es un equipo. Un equipo que va a ser representante de lo que somos en la Ciudad y que está integrado por distintos dirigentes. Habrá dirigentes que encabecen en Diputados y habrá otros que ocupen los primeros lugares en la lista de la Legislatura porteña. En su conjunto van a ser representativos de la gestión y de los valores que queremos representar en la Ciudad y a nivel nacional. (R)Yo soy de aquellos que piensan que Lilita es una excelente dirigente y que prestigia el espacio de Cambiemos en el orden nacional. Y obviamente nos gusta que ella integre nuestra oferta electoral.(R)

-¿Qué perfil tendrá la lista de Legisladores?
-Probablemente, representen la continuidad de lo que hoy viene siendo nuestro espacio en la Legislatura, no sólo con el PRO sino también con la Coalición Cívica.
-Carrió llegó a decir que si siguen con las denuncias en su contra no va a ser candidata. Incluso, lo responsabilizó al Ministro de Seguridad, Cristian Ritondo…
-El presidente luego dijo con toda claridad que nosotros respaldamos a la doctora Carrió y que nos consta su honradez. Ese pensamiento es representativo de cómo la vemos a Carrió. Parte de lo que Carrió le aporta a Cambiemos tiene que ver con su transparencia y con su histórica lucha contra la corrupción. En consecuencia, en estas denuncias en particular tiene todo nuestro apoyo.

-¿Y en la denuncia contra Lorenzetti?
-Bueno… También el propio presidente lo ha explicado en su momento. Consideramos a Carrió parte de un equipo. En todo equipo hay una mayoría de consensos, pero también hay algunos disensos. Hay temas en los que nos permitimos pensar distinto. Y este es uno de ellos. Las denuncias en este punto de la doctora Carrió no necesariamente son representativas del conjunto de Cambiemos ni del pensamiento del presidente. Pero la respetamos como suponemos que ella respeta nuestra opinión.

-Vamos a suponer por un minuto que, por un problema de salud -de los que ella viene contando públicamente- no es candidata. ¿Quién podría ser si no es ella?
-Nosotros hoy no lo estamos evaluando. Seguramente será alguien que represente a la gestión y al equipo de Mauricio y Horacio.

-¿Santilli, por ejemplo?
-Diego es un excelente dirigente. Obviamente, ocupa un lugar central en la Ciudad y tiene mucho protagonismo y responsabilidad. Hoy es prematuro analizarlo como opción electoral.

-Desde el espacio de Lousteau se preguntan si no es raro que, tras nueve años de Gobierno, el PRO no pueda presentar un candidato propio y deba recurrir a Carrió…
-Yo diría dos cosas: eso parte de una presunción que no comparto y que es que Carrió no forma parte de nuestro equipo. No es que hay que recurrir a alguien externo. Carrió es parte. En otro rol, desde otro lugar, pero es parte de nuestro espacio. Por otra parte, a nuestra fuerza política le tocó crecer mucho en muy poco tiempo. Es entendible que tengamos que otorgarle roles de liderazgo a distintos dirigentes. Seguiremos generando nuevas figuras, pero eso no ocurre de una elección a otra.

En el macrismo, la mayoría le dice “Fran”. Quintana ingresó al PRO (en ese momento, Compromiso para el Cambio) cuando tenía 20 años. Era presidente del Centro de Estudiantes de la Facultad de Derecho la UCA y había invitado a Macri y a otros candidatos a jefe de Gobierno en 2003 a que expusieran sus ideas. El presidente de Boca Juniors lo fascinó. Consiguió el teléfono de Fernando de Andreis –hoy secretario general de la Presidencia- y al poco tiempo ya formaba parte de su espacio, a través del grupo Identidad, que luego sería Jóvenes PRO. Luego fue presidente de Jóvenes PRO entre 2009 y 2011 y también director general de Políticas de Juventud. También estuvo a cargo de la dirección de Fortalecimiento Institucional. Su paso de un estudio de abogados en Puerto Madero a las oficinas estatales no fue fácil: Quintana recuerda que las oficinas del Gobierno estaban en un bajo autopista al que no iban si no había seguridad privada, porque era una zona peligrosa. La luz y el agua estaban a veces sí, a veces no. Luego comenzó a cobrar importancia en la Legislatura: llegó a la jefatura de bloque y se perfila como el próximo vicepresidente primero, cuando Carmen Polledo concluya su mandato. Además, es secretario general del Consejo Nacional del PRO.

-¿Por qué el Gobierno porteño está haciendo una compra de armamentos antidisturbios por 127 millones de pesos?
-Eso se enmarca en nuestra línea de respeto por el orden público. Está claro que es una demanda ciudadana de la que nosotros tenemos que hacernos eco: el de lograr congeniar el derecho a manifestarse, a la libre expresión, con el derecho a la libre circulación o a trabajar. Evidentemente, esa línea la vimos muy claramente en el 6 de abril.

-Desde la oposición, cuestionan el perfil represivo que está adquiriendo la Policía de la Ciudad. Y denuncian los casos de los manteros en Once, la razzia en el 8M, la represión a vecinos de La Boca y a los docentes.
-Esa enumeración, tratando de buscarle una raíz común, termina siendo una comparación forzada. Tomemos un caso concreto: lo de los manteros en Once  tiene que ver con recuperar el espacio público y con garantizar el orden público. Un particular no puede apropiarse de aquello que es de todos y la Policía de la Ciudad se limita a hacer cumplir la ley. Incurrieron en una contravención y el Estado tiene que actual. El perfil de la nueva Policía de la Ciudad es garantizar el respeto de la ley y del orden público.

-¿Qué contravención estaban cometiendo las mujeres que fueron detenidas el 8M?
-Por eso… Es una enumeración forzada… (R)Sí hay un denominador común en todos los casos: este Gobierno tiene un respeto irrestricto por la Justicia. En todos los casos, la Justicia investigará y nuestros funcionarios se pondrán a disposición. Lo que está claro es que esta policía tiene como límite el no negociar el respeto por la ley y el no negociar el espacio público. (R)Y eso aplica también para la Escuela Itinerante, donde se pretende ocupar el espacio público sin una debida autorización. Una vez que obtuvieron la autorización, se permitió el uso del espacio público. Ahí volvés a ver a una Policía de la Ciudad que se limita a cumplir la ley.

-¿No fue gratuito el costo político de reprimir a los docentes si finalmente les iban a autorizar la Escuela Itinerante?
-No. No. Primero, (R)pongo en duda que efectivamente se haya tratado de una “represión”. No coincido con el término. Tampoco coincidió con que quienes estaban en ese momento tratando de instalar la Escuela Itinerante sean exclusivamente maestros(R). Las imágenes nos muestran a dirigentes de primera línea del Frente para la Victoria participando activamente. Desde un candidato a comunero que en algún momento participa de los hechos hasta una actual diputada de la Ciudad. Hasta donde entiendo, ninguno de los dos son docentes. Cuando la política se entromete en reclamos que pueden ser genuinos, se terminan desvirtuando las razones que llevan a las manifestaciones. Y por otro lado quiero decir que el accionar de la Ciudad en todo momento fue correcto. No estamos en contra de la metodología elegida, sino que planteamos el cumplimiento de la ley. Donde alguien venga, nos pida la autorización y nosotros la concedamos, se puede hacer uso del espacio público. Ahora, quien pretenda adueñarse del espacio público sin autorización, es claro el mensaje.

-El ex juez de la Corte Suprema Raúl Zaffaroni planteó que si se sigue en esa lógica  de desalojos violentos en cualquier momento va a haber un muerto. ¿Les preocupa esa posibilidad?
-No, nos preocupa porque no coincidimos con el escenario que plantea. No coincidimos que estemos ante escenarios  de desalojos violentos. Sencillamente, tenemos un diagnóstico distinto al del doctor Zaffaroni.

-¿Les ganó Patricia Bullrich la pulseada para que la Ciudad se ocupe de desalojar los piquetes?
-No, yo diría que hoy hay una excelente coordinación entre la Nación y la Ciudad. Y tiene que ver con un proceso de puesta en punto de la Policía de la Ciudad, que terminó hace pocas semanas con la designación de las nuevas autoridades.

-¿Cómo evalúan la investigación sobre presuntos pedido de coima que involucraría al actual jefe de la Policía de la Ciudad, José Potocar?
(N.d.R.: La entrevista se realizó antes de que el Gobierno porteño resolviera suspender preventivamente a Potocar)
-Tengamos presente que esa investigación fue impulsada por este Gobierno. Hay que aclarar que hoy por hoy el jefe de la Policía de la Ciudad no está imputado ni es objeto de la causa. Seguiremos a disposición de la Justicia.

En su familia son mayoría de abogados y  no había antecedentes de militancia, salvo por su abuelo materno, que fue diputado nacional por Mendoza por el partido de Arturo Frondizi en 1958. Aunque Francisco Quintana lo precede en su llegada al macrismo, actualmente bromean con la idea de que son familiares con el vicejefe de Gabinete nacional, Mario Quintana. “Aunque a él le gusta decir que somos primos. Me parece que la diferencia de edad da para tío y sobrino”, cuenta el jefe del bloque PRO. Quintana fue al Colegio El Salvador –donde participó del modelo de la ONU, un simulacro del funcionamiento de las Naciones Unidas- y estudió abogacía en la UCA. Fue vicepresidente de la Caja de Seguridad Social de los Abogados (CASSABA), que fue liquidada. Gracias a Macri y a Daniel “El Tano” Angelici, Quintana también ingresó en la dirección de Boca, el cuadro de sus amores (desde chico, iba a la cancha; actualmente va con su esposa). Fue director de Institucionales y actualmente preside la Asamblea de Socios del Club. Sigue jugando al fútbol con sus mismos amigos del secundario.

-¿Cómo se está avanzando con la urbanización de las villas?
-Sin dudas es uno de los temas principales de la gestión de Horacio. Y tiene que ver con un proceso de integración de la Villa 20, la Villa 31, de Fraga y de Rodrigo Bueno, que tiene un correlato legislativo. Y en el caso puntual de la 31 la Legislatura le dio herramientas al Gobierno para su integración, que tienen que ver con el traslado de la Autopista Illia. El balance del 2016 de lo hecho en esta Legislatura es muy satisfactorio. En posteriores etapas, se avanzará  con otros asentamientos como la 1-11-14.

-¿Ya hay un proyecto para la 1-11-14?
-No, pero la idea es avanzar. Absolutamente. Aspiramos a avanzar en otros asentamientos.

-¿Cómo evalúa el conflicto docente en la Ciudad?
-Hoy no hay expectativas de reabrir la paritaria, independientemente de lo que ocurra en otras jurisdicciones. Nosotros históricamente apostamos al diálogo y esa actitud no va a cambiar durante la gestión de la ministra Acuña.

quintana

-Durante los últimos seis años no habían tenido conflictos al inicio de clases. ¿Qué pasó?
-No somos nosotros los que tenemos que dar respuesta esa pregunta. Nuestra actitud este año fue igual a los anteriores. Hicimos el mayor esfuerzo, entendiendo que el presupuesto de la Ciudad es acotado y tiene que atender otras demandas, como los hospitales o los efectores del Ministerio de Desarrollo Social.

-¿En qué situación está el traspaso de la Justicia?
-Dimos hace dos semanas un paso fundamental. No es el primero, porque lo primero fue la firma de convenios entre Macri y Larreta que incluyen la IGJ, Registro de la Propiedad Inmueble y los fueros penal y de relaciones de consumo. La Legislatura ratificó esos convenios, pero queda la ratificación por parte del Congreso. Somos optimistas y esperamos que la aprobación de la Legislatura sirva como herramienta de presión para que tanto Diputados como Senadores lo ratifiquen a la mayor brevedad posible.

-¿Hay que hacer cambios en el Poder Judicial?
-Probablemente, aunque cada convenio tiene sus particularidades: no es lo mismo el  traspaso del fuero penal, que está en actividad, que el de relaciones de consumo, que no existe y hay que crearlo de cero.

-¿Y el laboral?
-No está en esta etapa. Sigue pendiente. Obviamente, nuestra aspiración es que se concrete.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s