Un nuevo Centro Integral de la Mujer atendido por una ong

La comuna 7, de Flores, cuenta con un CIM de acuerdo con una ley de 2015. Aunque inaugurado por el gobierno porteño, la gestión del nuevo Centro Integral correrá por cuenta de la ong Dign@s de ser.

La ciudad de Buenos Aires cuenta con un nuevo Centro Integral de la Mujer (CIM), en el barrio de Flores, para brindar asistencia integral a mujeres que sufren situaciones de violencia de género. La apertura viene a cumplir con una ley que exige un CIM por comuna, aprobada a fines de 2015, y confirma lo que desde entonces era una preocupación para algunos sectores: que los nuevos CIM serían gestionados de manera tercerizada.

PAGINA12

El CIM Dign@s de ser, fue inaugurado por el jefe de gobierno Horacio Rodríguez Larreta y la ministra de Desarrollo Humano y Hábitat, Guadalupe Tagliaferri, a mediados de abril. “El octavo de la Ciudad y el primero de gestión asociada con una ONG”, según anuncian en la web del gobierno de la ciudad. Allí se informa también que el Centro queda en Lautaro 188, su teléfono es 2006-4615 y atiende de lunes a viernes de 13 a 20 hs. “Se trata de un centro en el cual trabaja un equipo profesional multidisciplinario conformado por trabajadoras sociales, psicólogos y abogados todos especializados en la problemática de género”, informaron desde el Ministerio.

En la inauguración, realizada el 12 de abril, Tagliaferri se ocupó de señalar que lo que importa es que las mujeres se animen a denunciar, no en qué organismo u ong lo hagan. “El flagelo de la violencia de género se combate desde la sociedad en su conjunto” y “el Estado tiene que estar pero también es importante, además de tener un centro por comuna, apoyarnos y acompañar el trabajo de muchas organizaciones de mujeres que trabajan hace años en esta temática”, puede leerse en la web. La ong a cargo del nuevo CIM en la comuna 7 es Dign@s de ser.

La apertura de un nuevo centro para que las mujeres puedan denunciar situaciones de violencia, recibir acompañamiento, orientación e incluso patrocinio jurídico es una buena noticia que viene a dar respuesta a un reclamo de años del movimiento de mujeres y que pudo plasmarse en ley con el impulso de la primera movilización de Ni Una Menos del 3 de junio de 2015.

Por su lado, trabajadoras de la Dirección General de la Mujer (DGMuj), legisladores y organizaciones de mujeres ven con preocupación esta apertura. Lo que cuestionan no es la labor de la ong sino la política estatal.

El diputado Marcelo Ramal, uno de los impulsores de la ley 5466 votada en diciembre del año pasado para ampliar los CIM a por lo menos uno por comuna “hasta cumplimentar el máximo de 1 cada 50.000 mujeres por comuna”, presentó en la Comisión de Mujer, Infancia, Adolescencia y Juventud de la Legislatura porteña, un pedido de informes en relación con el CIM tercerizado. “En numerosos casos, la labor llevada a cabo por organizaciones no gubernamentales cuenta con trabajadoras comprometidas en la problemática de la violencia hacia las mujeres, que bregan por una asistencia adecuada. No obstante, la tercerización constituye un golpe a estos dispositivos, en tanto no puede reemplazar a lo que debe ser una responsabilidad directa del Estado respecto de la asistencia a las mujeres y las modalidades de contratación acorde a la estabilidad laboral del personal profesional, que debiera ser planta permanente y con salarios acordes”, planteó Ramal a través del proyecto.

El año pasado, gracias a la movilización de las trabajadoras de la DGMUJ y el apoyo de diputados y diputadas porteñas, así como la Defensoría del Pueblo de la CABA por primera vez después de muchos años se logró que la Legislatura aprobara un aumento de 25 millones de pesos para la DGMuj para el 2017, 15 para personal, y 10 para bienes. Lo que representaba un aumento del 0,01 por ciento en el presupuesto de la ciudad. Durante todo ese proceso, las trabajadoras hicieron una evaluación de las necesidades de los CIM existentes y definieron que en materia de necesidad de profesionales para la atención, se necesitaban 108 nuevas trabajadoras para que los CIM pudieran brindar una asistencia integral.

En relación a este punto, trabajadoras que pidieron mantener su nombre en reserva informaron que en lo que va del año “solo alrededor de 10 personas nuevas fueron contratadas”, aunque aclararon que no cuentan con la información exacta. Además, dijeron que “de comienzos de año a esta fecha han renunciado compañeras, formadas y capacitadas en violencia de género,para migrar a empleos con mejor salario. Hoy hay trabajadoras atendiendo a mujeres, niños y niñas con problemáticas de violencia con salarios de 11.100 pesos. También hay trabajadoras que se jubilan, o se transfieren a otras dependencias, con lo cual los pocos contratos que ingresan solo cubren los faltantes”. También preocupa la falta de mantenimiento edilicio en que se encuentran los CIM. “Pudimos ver las excelentes condiciones edilicias en las que se encuentra (el CIM nuevo), como toda mujer víctima de violencia debería ser atendida. A diferencia de los CIM y hogares y refugios municipales, que continúan en pésimas condiciones de infraestructura y no cuentan con el personal necesario”, agregaron.

Muchas preguntas quedan por responder por parte del Ejecutivo. Este diario intentó aclarar esta información pero desde el Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat, enviaron como respuesta una gacetilla en la que informaron que el “compromiso es abrir 8 nuevos centros para que en 2019 exista uno en cada Comuna. Este año continuaremos abriendo 3 Centros Integrales de la Mujer más”. Confirmaron que el proyecto es tercerizar: “Para ello estamos identificando las organizaciones no gubernamentales expertas en la temática de violencia de género con las cuales articularemos el trabajo para ofrecer la mejor asistencia a las mujeres que necesiten nuestra ayuda” y aclararon que “la Dirección General de la Mujer supervisa todas las acciones que realizan los Centros Integrales de la Mujer”.

En cuanto a la incorporación de trabajadoras, no informaron cantidad, sí que “de momento hemos reforzado nuestros equipos profesionales de la línea 0-800-666-8537 porque entendemos que a medida que la problemática va ganando visibilización en los medios de comunicación y en la sociedad toda, se genera un incremento de las consultas y llamadas telefónicas a nuestra línea de consultas propia y de otros organismos tanto públicos como privados que atienden esta temática”.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s