Tomada: “Macri va a dejar el país peor que en el 2003”

El jefe del bloque del FpV porteño analizó la situación política nacional y local, la estrategia del sector que lidera de cara a las próximas elecciones y cómo continúa su relación con la expresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner.

El despacho es impoluto, sobre la mesa de trabajo hay un calendario en el que casi todas las fechas están ocupadas, las lapiceras prolijamente acomodadas una al lado de la otra; pareciera que el orden del lugar se mimetizara con el jefe del bloque Pro; sin embargo es Carlos Tomada, quien lo ocupa a diario, con su corbata bien acomodada y su espalda erguida sobre su sillón.

PARLAMENTARIO2En este contexto, es que Tomada se dispuso a dialogar con Parlamentario para realizar un análisis del panorama político de la Ciudad de Buenos Aires y a nivel nacional; explicar cuáles son las estrategias del Frente para la Victoria (FpV) de cara a las próximas elecciones y como continúa su relación con la expresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner.

Es inevitable para exministro de Trabajo no pensar en la situación social, económica y política del país sin compararla con la gestión que hace unos años atrás supo integrar; en este sentido, consideró que “al macrismo la palabra ´ajuste´ lo define claramente, todo aquello que en campaña se dijo -sobre que lo que estaba bien hecho se iba a preservar, que íbamos a continuar con Fútbol para Todos, o que no se iba a pagar más impuesto a las Ganancias- y que llevó a que mucha gente los votara, se fue deshilachando con el correr del tiempo y mostraron su verdadera cara”.

“Ellos han venido a ajustar sobre el salario, sobre el empleo y sobre la seguridad social, que fueron por oposición clara tres ejes fundamentales en nuestra gestión”, precisó Tomada y agregó que “menos que puedo decir de la gestión de Macri es que me preocupa profundamente el futuro de nuestro país, en la medida de que este proyecto se va consolidando; lo digo pensando en nuestros hijos y en nuestros nietos, están volviendo a dejar a un país sometido a las decisiones de otros poderes”.

No obstante, su análisis fue aún más profundo y sin tapujos se animó a sostener que “Macri -con el tema de endeudamiento- nos va a dejar el país peor que cuando nosotros lo recibimos en el 2003, con mayores problemas para salir”.

A su vez reflexionó sobre la gestión que el Pro viene desarrollando en la Ciudad de Buenos Aires, por lo que afirmó que “la desgracia que tiene Horacio Rodríguez Larreta es que lo tiene a Macricomo presidente; en cambio, Macri tuvo una ventaja y fue que la tuvo a Cristina Kirchner de presidenta, es decir, que los temas que tenían que ver con la vida cotidiana de los habitantes de la Ciudad de Buenos Aires -el trabajo, la salud y los valores esenciales- estaban relativamente resueltos pero ahora la situación social se ha deteriorado mucho y eso se ve en el distrito”.

¿Un kirchnerismo fragmentado?

No es una novedad que el oficialismo asegure que el kirchnerismo se encuentra cada vez más dividido y que a causa de esto ´no vuelven más´, sin embargo Tomada aseguró que “cuando dicen que el kirchnerismo está fragmentado, en realidad se están viendo a ellos mismos al espejo” dado que “lo que da la impresión de que quienes están en un proceso muy fuerte de fragmentación es la alianza Cambiemos, su expresión más clara es en la Ciudad de Buenos Aires donde todavía ni siquiera podemos saber que fuerzas la integran y quiénes no”.

“Nos confunden los funcionarios que son los máximos opositores en la Ciudad de Buenos Aires y representan al actual Gobierno nacional en el extranjero que luego discuten y un radicalismo -que es integrante de la alianza en la mayoría de las provincias- pero acá no forma parte de Cambiemos”, sentenció en una clara referencia al exembajador argentino en los Estados Unidos, Martín Lousteau, y a ECO, el partido que este lidera.

Sin embargo, reconoció que “no voy a decir que lo nuestro es monolítico -no me lo creería nadie y tampoco me lo creería yo- pero el kirchnerismo tiene varios elementos que conducen necesariamente a la unidad y a la reivindicación a los 12 años de Gobierno”, y destacó que “si podemos decir que hay dos modelos, el FpV expresa con sus diversas expresiones -que lejos de ser un elemento de debilidad, es de fortaleza- da cuenta de la capacidad de convocatoria que hoy tenemos”.

Trazando la estrategia electoral

De cara a las elecciones de medio término, Tomada detalló “tuvimos una serie de bastantes reuniones, y de ellas decidimos lo que nos parece que es más imprescindible: poner en marcha el FpV, hacer funcionar lo que es nuestra expresión aglutinante y al mismo tiempo nuestra expresión electoral”.

Asimismo, indicó que “insistimos en la necesaria unidad a la que tenemos que llegar para darle batalla a la fuerte ofensiva que el macrismo está llevando adelante, no solamente en términos de políticas económicas y sociales –que afectan a la mayoría de la población, sino también a la ofensiva política sobre el kirchnerismo”. Además, subrayó que la situación en la que se encuentra el país los “obligó a fortalecer rápidamente al FpV y a convocar a todos a una expresión unitaria”.

TOMADAPor otra parte, al ser consultado al respecto de si aún se mantenía en contacto con Cristina Kirchner, el diputado afirmó que “no soy un hombre de tener diálogo frecuente y cotidiano con la expresidenta, pero nos hablamos y hemos tenido varias reuniones -inclusive el bloque se ha reunido con ella y hasta hemos hecho un viaje a Río Gallegos-“ y añadió que “en esta medida el intercambio existe y muchas de las cosas que estamos expresando ahora, tales como construir la unidad y fortalecer el FpV, forman parte de ese diálogo”.

Una única oposición

El legislador del FpV Carlos Tomada cuestionó los dichos de quienes aseguran que él pertenece al ´kirchnerismo duro´ -situación que había provocado que tres de los diputados que integraban la bancada durante el 2015 decidieran alejarse y conformar otro bloque-, por lo que aseguró que “no hay kirchneristas duros o blandos, me parece que es cuestión de ver qué tipo de oposición se hace y me parece que no hay ninguna duda de que en la actualidad la oposición al macrismo es una sola”.

“Acá no hay oposición blanda, dura, inteligente, responsable y todos esos calificativos que se le suelen poner”, destacó y agregó que “la oposición es una sola y es no acompañar todos aquellos proyectos que van en contra de los intereses nacionales y populares; para ser aún más claro, en contra de la independencia económica, de la justicia social y la soberanía política”.

Finalmente, concluyó que los tres bastiones que mencionó anteriormente “no son solamente tres banderas para reclamar, sino que son para sostenerlas en cada una de las votaciones; no podemos votar endeudamiento porque sabemos lo que significa”.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s