Las pescaderías del Barrio Chino, cada vez más un imán para toda la ciudad

Una variedad extraordinaria de productos, mercadería fresca y buenos precios son las claves del auge de estos comercios; llega gente desde distintos barrios porteños y también desde más lejos

La receta del gravlax noruego que prepara Viviana Zargón, artista visual, de 55 años, es tan sencilla como sofisticada: cubre un salmón crudo con una mezcla de sal y azúcar, lo prensa con eneldo y lo mete en la heladera, donde se cocina durante 72 horas. Cuando Viviana quiere deleitar a su familia con este plato escandinavo, siempre compra el pescado en el mismo lugar: el Barrio Chino de Belgrano.

LANACION

Congrio, raya, lisa, trucha, corvina, pez sable, besugo, chernia y pescadilla son sólo algunos de los pescados enteros que asoman en tonos metálicos por entre las montañas de hielo picado de los abarrotados exhibidores. La variedad de crustáceos y moluscos es igualmente amplia. En el Barrio Chino, las pescaderías no tienen vidrieras a la calle, sino que funcionan en el fondo de algunos supermercados chinos, como Asia Oriental, Ichibán o Casa China.

Los vendedores explican que el público chino compra “de todo”. El argentino, en cambio, es mucho más aprensivo: en muchos casos se limita al filet de merluza y los mariscos más tradicionales, como los mejillones. Pero casi nunca se detiene frente a la bandeja de los cangrejos, por ejemplo. Además, un hábito típicamente chino inquieta a algunos clientes: muchos “bichos” se venden vivos, como los caracolitos, las almejas, las ostras y la panopea, un molusco exótico.

Sin embargo, hay una coincidencia en que de a poco los porteños se están animando a indagar más en lo desconocido. Viviana es uno de ellos. Además del gravlax, su recetario incluye la raya al horno, almejas al vino con ajo y perejil, chipirones a la plancha y ceviche. “No salimos a comer afuera. Preferimos cocinar en casa y comer bien y más barato”, dijo. Además de variedad, en el Barrio Chino ella busca mejores precios: “Acá el kilo de salmón rosado entero cuesta $ 230, mientras que en otros barrios piden entre $ 370 y $ 430


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s