Denuncian que se robaron 48 mil kilos de metales de la Chacarita

Se trata de una denuncia policial y un informe interno en los que se asegura que a Eduardo Somoza, titular del organismo encargado de gestionar las necrópolis de la Ciudad, le robaron de las manos aleaciones recuperadas de cremaciones por casi 5 millones de pesos. La empresa de vigilancia que no vigila.

“En casa del ladrón, te roban hasta la respiración”, dice un famoso refrán referido a los hurtos. Si bien las necrópolis no configuran la casa de un ladrón, en este caso por connivencia o por negligencia de las autoridades de los cementerios porteños a algunos difuntos les robaron hasta partes de sus restos. Nueva Ciudad accedió en forma exclusiva a una denuncia policial y un informe interno que aseguran que (R)al director de Cementerios del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Eduardo Somoza, le “desaparecieron” casi 48 mil kilos de metales recuperados de cremaciones del cementerio de la Chacarita(R).

nuevaciudad

Según el texto de la presentación policial del delito y el informe interno que se configuró en el organismo, la funcionaria a cargo de crematorios de la necrópolis, Mónica Lifrieri, denunció que en la mañana del 23 de junio fue a controlar el galpón en que se guardan los restos de aleaciones metálicas y se encontró con que había desaparecido una enorme cantidad de “cajones con metales varios, pertenecientes por lo general a piezas de ataúdes”, por un peso registrado de 47.579 kilos.

Esos casi 48 mil kilos de metal, si fueran vendidos al precio promedio actual de $100 el kilo, configurarían un negocio por la abultada suma de $4.757.900.

“Por medio de la presente, me dirijo a Ud., a fin de poner en su conocimiento el detalle de lo sucedido con el material recuperado que se encontraba en uno de los galpones asignados a esta dependencia, con el fin de salvaguardar los mismos”, aseguró la funcionaria en el “informe de denuncia” que le envió a Somoza.

Allí, le explicó al responsable de los cementerios porteños que cuando fue al galpón para “visualizar el poco espacio libre que quedaba, con el fin de trasladar al mismo una cierta cantidad de esos metales desde el crematorio”, se topó “con la sorpresa de encontrarlo totalmente vacío” y solamente “estaban cajones de madera que se usaban para facilitar el traslado de las manijas” de los ataúdes.

Tras detallar todos los procedimientos de auditoría que corroboran la cantidad de metal robado, le solicitó al director de cementerios PRO “iniciar una investigación para deslindar responsabilidades”.

Según la descripción del lugar en que se depositan estos metales que hicieron a este medio trabajadores del cementerio, la operatoria necesaria para sacar de allí todo ese metal, por el enorme espacio que ocupa y el abultado peso, requeriría de la connivencia o una profunda negligencia de las más altas autoridades macristas.

Otro dato a tener en cuenta del que se dejó constancia en la denuncia policial es que el cementerio de la Chacarita se encuentra vigilado “por un puesto de seguridad de la empresa Murata”, cuyo personal “no se habría anoticiado del presente hecho”.

Sin embargo, el vínculo entre Murata SA y el PRO que conduce el presidente Mauricio Macri a nivel nacional y el jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez en la Ciudad abre sospechas por lo profundo, porque data de antes de la llegada de Cambiemos a la Casa Rosada, e incluye millones de pesos: (R)la compañía de seguridad le cobra al macrismo por sus servicios, pero después aporta para sus campañas electorales(R).

Los contratos entre las empresas de seguridad y el Gobierno de la Ciudad establecían que las firmas iban a recibir hasta 2015 unos $496.403.693, pero poco después -gracias a la decisión de Macri antes de ser Presidente- los números se “ajustaron” para llevar el monto a $597.460.554.

Hasta 2015,​​ M​urata había formado parte de una unión de empresas que custodiaba la Zona 2 capitalina. Si se comparan los montos que habían percibido entre 2011 y 2015 con los de los siguientes 4 años,​ ​el negocio es brillante: la empresa obtuvo un aumento del 616%.

Sin embargo, favor con favor se paga: la empresa encargada de custodiar los cementerios a cambio de millones de pesos por año que no vio cómo se robaban casi 48 mil kilos de metal de la necrópolis de Chacarita puso $295 mil para la campaña PRO con la que Macri accedió a la Presidencia en 2015 y Rodríguez Larreta a la Jefatura del Gobierno de la Ciudad.

Roberto Raglewski, exjefe de Departamento de Operaciones Federales de la Policía​,​ pasado a retiro en 2004 luego de un escándalo de corrupción​​​,​ forma parte del directorio de Murata SA, firma que aportó para Cambiemos y que por los 48 meses siguientes a 2016 le factura a la Ciudad $1165 millones.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s