Después de la reunión, Ademys había determinado que si no llegaba una propuesta superadora antes del reinicio de clases no se presentarían en las escuelas. “En asamblea hemos decidido que la medida no se va a modificar y no se inician las clases en la ciudad de Buenos Aires”, expresó esta mañana el secretario general del gremio, Jorge Adaro, durante la conferencia de prensa.

Adaro hizo además un llamado al resto de los gremios a que acompañen la jornada de paro y movilización porque, hasta ahora, los docentes de UTE concurrirían con normalidad a las aulas este lunes. En el caso del gremio que conduce Eduardo López, se pactó una semana de consulta para determinar los planes a seguir, que se decidirán en la segunda semana después del receso, en el plenario de delegados.

“Invitamos a toda la docencia de la ciudad a sumarse a esta medida porque tiene que ver por un lado con la cuestión salarial pero también con las condiciones laborales”, convocó el dirigente de Ademys, quien puntualizó en la situación particular que afrontan los docentes de lenguas extranjeras. “En este tiempo, el gobierno de la Ciudad  ha anunciado que los docentes de lenguas extranjeras van a pasar a depender de una gerencia operativa y quedarían por fuera del estatuto docente”, concluyó Adaro.