“Por primera vez, los porteños están sufriendo las políticas de Macri”

Mariano Recalde llama a dar una señal de rechazo al oficialismo y asegura que su lista es “la única expresión” que puede hacerle contrapeso en el Congreso. Defiende su gestión en Aerolíneas. 

Atrás quedó su gestión al frente de Aerolíneas Argentinas y la campaña que buscó instalarlo en 2015 como Jefe de Gobierno porteño. De visita a la redacción de El Cronista, el precandidato a legislador porteño, Mariano Recalde, cargó duro contra la política económica del Gobierno y defendió el rol de La Cámpora; valoró la gestión que Isela Costantini hizo en la compañía aérea estatal, pero machacó la política aerocomercial, la reforma laboral que prepara el macrismo y la postura de la Casa Rosada ante el fallo del Ciadi que condenó al país a pagar u$s 320 millones a los acreedores del grupo Marsans.

CRONISTA

¿Qué evaluación hace de la campaña?

Se ha querido desviar la discusión hacia el pasado o, sin centrarnos en el presente. Si creemos que el Gobierno equivocó el rumbo, tenemos que mostrar nuestro rechazo y dar una señal.

¿Qué aspiraciones tiene su espacio para estas elecciones?

Unidad Ciudadana fue diseñado para que aquellos que están descontentos puedan tener una expresión clara, concreta y útil para hacer sentir su rechazo a la política del oficialismo. El Gobierno tiene varios candidatos, unos con voz más crítica, otros con más rulos, desde una embajada o desde el mismo Congreso… son opciones que no tienen potencia ni fuerza para hacer cambiar el rumbo del Gobierno.

¿Y cómo piensan contrarrestar la gravitación del oficialismo?

Si el Gobierno gana las elecciones, irá por una reforma laboral para bajarle los derechos a los trabajadores, una reforma previsional para aumentar la edad jubilatoria y ajustar el sistema de seguridad social, y otros tarifazos. Nosotros queremos recuperar lo perdido en materia de trabajo, declarando la emergencia laboral y prohibiendo los despidos por un año; impulsar un aumento de emergencia del salario mínimo, y rechazar cualquier intento de flexibilización laboral. Creemos que hay que frenar el aumento de precios, y decretar la emergencia alimentaria y farmacológica; reactivar Ahora 12 y Precios Cuidados, tener un Estado que intervenga en las cadenas de valor y proteger la industria.

La reforma laboral brasileña es ineludible para los actores económicos… ¿hay que hacer algo?

Yo creo que la competitividad no se debe buscar a partir de la rebaja de los costos laborales, sino con otros mecanismos. A las Pymes no les va mal por los juicios laborales: les va mal por la caída de las ventas, o la apertura indiscriminada de importaciones. La discusión es qué modelo de país queremos.

¿Qué rol imagina para La Cámpora de aquí en adelante?

Los pibes y pibas que militan en este espacio se han involucrado en las distintas respuestas electorales de los distritos. Formamos parte de Unidad Ciudadana, que es algo nuevo y mucho más amplio de lo que había. Pero seguiremos con la tarea social y militante cerca de los que nos necesitan.

Es posible que entre a una Legislatura de mayoría oficialista…

Pero expresaremos lo que siente la parte de la población que nos vote y que rechace las políticas de ajuste, de represión, de endeudamiento, que también pegan en la Ciudad. Los porteños están sufriendo las políticas de Macri, por primera vez, tras ocho años de tenerlo como Jefe de Gobierno. Antes, y pese a Macri, pudieron mejorar su nivel de vida porque el país crecía, se generaba empleo, y aun con inflación, el salario no perdía poder adquisitivo. Ese círculo virtuoso se rompió.

¿La Legislatura será el trampolín a la candidatura en 2019?

Es imposible pensar en 2019 con los problemas que hay. Hoy nos ocupa detener las políticas de ajuste y endeudamiento.

¿Cómo recibió el fallo del Ciadi que condena al Estado por expropiar Aerolíneas?

Ese juicio se origina por una pésima privatización, que cedió soberanía al permitir someterse a ese tribunal. Esa privatización vació y fundió Aerolíneas, y por eso los empresarios involucrados están presos en España. Lo que hizo el Estado fue hacerse cargo de una empresa quebrada, con más pasivos que activos. Es un fallo es infundado y debe revisarse. Ojalá que el Gobierno pida la revisión.

¿Cómo ve hoy la compañía?

Creo que la gestión de Isela Costantini fue muy buena. Mejoró los números que nosotros veníamos teniendo año tras año, no hubo despidos ni ajustes. Pero me preocupa la política del Gobierno, que le pone palos en la rueda a la compañía con el recorte presupuestario, y que impide seguir invirtiendo y obliga a vender aviones para pagar sueldos (a través de un mecanismo técnico que se conoce como sale & lease back). En un contexto recesivo, el Estado agrega jugadores y favorece a empresas privadas en vez de Aerolíneas, que es de todos. El presidente perjudica a nuestra empresa para favorecer a la suya, porque es indudable el nexo entre Avianca y la familia Macri.

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s