Cabandié: “Macri es el presidente que más perjudicó a la Ciudad”

El precandidato a diputado dijo: “El protagonismo es de los ciudadanos y no de los candidatos. Y esto no es desconocer el potencial que tiene Cristina, porque si uno analiza la situación anterior se da cuenta de que antes estábamos mejor que ahora” 

“Nuestra campaña está centrada alrededor de lo que significan los problemas económicos de la gente”, le dijo a Noticias Urbanas el precandidato a diputado nacional por Unidad Ciudadana, Juan Cabandié, en un reportaje donde no eludió ningún tema.

También opinó de Mauricio Macri, Horacio Rodríguez Larreta, Cristina Fernández de Kirchner y Martín Lousteau. Detalló cómo será la campaña después de las PASO y habló sobre la renovación del peronismo porteño.

NOTICIASURBANAS

–¿Los ejes de la campaña de Unidad Ciudadana para octubre serán los mismos que para las PASO?

–Nuestra campaña está centrada alrededor de lo que significan los problemas económicos de la gente, los desórdenes de la vida cotidiana, la economía familiar, la modificación sustancial de hábitos de consumo, que redunda, obviamente, en el empeoramiento de la calidad de vida, y eso lo vemos en distintos sectores. Los jubilados tienen sus problemas con los medicamentos, con el aumento de los precios, con sus ingresos. Se les complican incluso los trámites, ya que se han complejizado los procedimientos en la Anses y el PAMI. Y después vemos la dificultad de los que dependen directamente de la actividad económica, como los comerciantes y los trabajadores cuentapropistas. Baja el consumo, baja la actividad, tanto de un kiosquero como de un fletero, pasando por el comercio que tuvo que cerrar, y eso lo analizamos desde otro punto de vista. El asalariado tiene la sensación de que su trabajo no está seguro, y eso se configura cuando se entera de los despidos de distintas actividades. Entonces, nosotros ponemos el eje en ese lugar, porque la situación se ha modificado para mal.

–¿Para ustedes la situación económica es peor que hace dos años?

–No solamente para nosotros. Primero, porque las personas van manifestándose en ese sentido, pero también cuando uno analiza los números de la macro se da cuenta de que se reduce la venta de los supermercados, que baja la industria y el consumo. Es decir, el período virtuoso de la economía ha retrocedido notoriamente.

–¿La estrategia para los actos seguirá siendo la de involucrar a la gente contando sus dificultades, tal como lo hace Cristina?

–Es que eso lo vemos todo el tiempo. Cada uno de nosotros, viva donde viva en el radio de la Ciudad de Buenos Aires, asiste a más personas en situación de calle. Su incremento lo reconoció el mismo Gobierno, aunque sobre la base de un número mentiroso. Las organizaciones sociales dicen que ese número es mucho mayor, porque hay que contar no solo a las personas que están físicamente en situación de calle sino también a los que están en paradores, que si se cuentan, se llega a casi seis mil personas. El más claro reconocimiento de que las cosas no están bien son los mensajes del mismo Gobierno, porque ellos hablan de esperanza, lo que denota que el presente no está bien, que lo que prometieron no se cumplió. Están tirando la pelota para adelante. Pero cuanto más tiempo pase, la cosa más va a empeorar porque los actores de la economía plantean que a fin de año el dólar va a estar 19 pesos o más.

–¿Qué opinión tiene del gobierno de Horacio Rodríguez Larreta?

–Es el gobierno de Cambiemos, más allá de los nombres. Sinceramente, creo que a partir de la asunción de Macri como presidente, es él quien más perjudica a la Ciudad, porque los recursos porteños están atados en la actividad económica. Y si la actividad económica se reduce, la Ciudad recauda menos. Hay áreas como las de salud o educación que se han resentido en el comparativo del porcentaje destinado en los presupuestos. Antes de la llegada de Macri, el presupuesto para áreas sensibles como estas dos tenía más importancia. Ahora ha reducido entre tres y cuatro puntos, lo cual es muchísimo. Es claro que estos sectores no son de su prioridad. Ellos han trabajado una fórmula esteticista, que uno no la denuesta porque embellecer la Ciudad es parte de las gestiones locales, pero hoy los problemas no están de la puerta de tu casa para afuera. Quizás había cuestiones de movilidad a resolver, porque el transporte trae varias falencias de los años de gestión de Macri, sobre todo por las escasas obras de ampliación de los subtes. Pero hoy los problemas principales están de la puerta de tu casa para adentro, es decir, ya no es la plaza, el tacho de basura o la luz led. Hoy los problemas pasan por la economía familiar. Desde ese punto de vista, afirmamos que el que más perjudica a los porteños es Mauricio Macri, porque implementó medidas de ajuste económico e hizo que miles de comercios cerraran. Macri hizo que miles de trabajadores tengan temor por la continuidad laboral o que miles estén despedidos. Al mismo tiempo, también puedo decir que los ocho años de Macri como jefe de Gobierno fueron beneficiarios de un modelo económico de crecimiento que fue implantado por Cristina. Mientras la economía crezca, la Ciudad se beneficia. Si la Ciudad pudo recaudar mucho en los primeros ocho años del Pro fue porque la economía funcionaba virtuosamente. En esa gestión, siempre nos abocamos a impulsar el consumo, a generar empleo, trabajo. Obviamente, hubo cosas que faltaron. Es más, hubo un año en que hubo un conflicto grande, como el de Lehman Brothers, y se resintió la economía mundial. Ese fue un año en el que no nos fue del todo bien. Pero en doce años siempre apostamos al consumo y la producción. Eso benefició a la Ciudad.

–El macrismo suele quejarse de la “herencia recibida”.

–Yo creo que el Gobierno no quiere discutir el presente y, de hecho, se conoció en los últimos días cómo una de las prerrogativas impuestas por el equipo de marketing de Durán Barba es no hablar de economía, es decir, no hablar del presente. Y si ellos no pueden hablar de economía es porque no funciona bien.

–¿Cómo cree que influirá la figura de Cristina en el territorio porteño?

–Nosotros no vamos a poner el eje en los candidatos. Unidad Ciudadana pretende ser una construcción colectiva que emane desde los ciudadanos perjudicados por este modelo que quieran poner un freno a la continuidad de las medidas que nos afectan. Creo que el protagonismo es de los ciudadanos y no de los candidatos. Y esto no es desconocer el potencial que tiene Cristina, porque si uno analiza la situación anterior, rápidamente se da cuenta de que antes estábamos mejor que ahora. Creo que lo que mejor podemos hacer nosotros es poner sobre la mesa los problemas cotidianos que tienen sus propios protagonistas, que son los afectados por este modelo.

–En campaña, ustedes hablan concretamente de Macri y no se encapsulan con Larreta, ¿esto continuará así?

–Es que esta idea de Cambiemos tiene, por un lado, la fórmula esteticista, y por el otro, las medidas de ajuste, que emanan de la cabeza de Mauricio Macri. Ni Larreta habla de Macri.

–¿Cómo ve la campaña de Lousteau, que ahora intenta implantarse como oposición?

–Nunca tenemos que perder de vista que Lousteau hasta ayer era el embajador de Macri, y que en 2015 estuvo conformando una fórmula con los candidatos de Macri. Creo que tiene el inconveniente de no saber dónde ubicarse porque tampoco habla de los problemas económicos. Es difícil, habiendo sido embajador de este Gobierno, pararse como si fuera opositor, pero al mismo tiempo dice que tiene diálogo con Macri y que además, en Provincia, acompaña a la candidata del macrismo. Creo que es un problema que tiene que resolver.

–¿Cree en las encuestas?

–Estamos convencidos de que somos una opción opositora al gobierno de Macri en la Ciudad, y las encuestas también lo dicen. Las tomo como lo que son, una guía. Y estas marcan que el voto opositor se está consolidando.

–El peronismo dio un paso importante cuando se conformó Unidad Porteña, ¿cómo ve el futuro de esta unión tras los rumores de división que corren?

–Creo que esta conformación es muy saludable y que estuvimos a la altura de las circunstancias. El único camino era conformarnos en unidad. Ese fue el puntapié para iniciar un camino que, esperamos, se prolongue en el tiempo.

–¿Y qué hay del tema de la renovación?

–Siempre hemos procurado generar renovación en nuestro proyecto político, porque es muy necesario. De hecho, siempre hemos apostado a la participación de actores jóvenes de la política, y eso también es un elemento de renovación.

–¿Cuáles cree que son los proyectos que deberían impulsarse en la Ciudad con cierta urgencia?

–A mí me parece que todo aquello que significa concentración de la economía es perjudicial. Además, estamos frente a un Gobierno que tiene una preocupación especial por beneficiar a grandes corporaciones económicas. Recién estaba con unas personas de la Cámara de Kiosqueros, y cuando era legislador porteño fui autor de un proyecto para que las cadenas de farmacias que venden muchas más cosas que medicamentos no lo hicieran más, porque perjudica a los kioscos. Incluso se votó a nivel nacional pero después Macri lo vetó, beneficiando a Farmacity. En aquel momento no identificamos bien cuál era la relación entre Farmacity y el Gobierno, pero ahora, cuando asumió el nuevo Gabinete, nos dimos cuenta del vínculo, que era a través de Quintana. Me parece que esos puntos son muy necesarios legislarlos, para cuidar a los consumidores y que no caigan en grandes corporaciones. Cuando concentrás el mercado, manejás los precios vos. Y los medicamentos suben porque dan ese beneficio, al igual que el combustible, cuyo beneficiario es el mismo encargado de la energía: Aranguren. Entonces, el Estado debería estar más presente en eso. Es más, la concentración perjudica al empleo, porque cuando hay muchos actores desplegados en distintas marcas, empresas, distribuidoras, etcétera, se genera más empleo.

–¿Por qué habría que votar a Unidad Ciudadana en la Ciudad?

–Porque nosotros, junto a todos los ciudadanos que nos acompañan y que están hartos de que su calidad de vida se haya reducido tanto, o que tienen cierto temor por la pérdida de empleo y su estabilidad laboral, compartimos una idea de oponernos al Gobierno. Entonces, el canal para poder viabilizar eso es Unidad Ciudadana. Somos la alternativa que puede frenar la generación de estas medidas de ajuste económico que perjudican a las grandes mayorías, excepto tres o cuatro rubros vinculados a la energía, la minería y a los exportadores de soja.

Fuente: Noticias Urbanas


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s