La Legislatura porteña aprobó la construcción del microestadio techado junto al club Atlanta

Con un amplio consenso entre los diversos bloques, la Legislatura porteña aprobó la ley para autorizar la finalización de la construcción de un microestadio techado junto al club Atlanta, en Villa Crespo.

El proyecto fue presentado en conjunto por los bloques  del Frente para la Victoria, Vamos Juntos, Corriente Nacional de la Militancia, Partido Socialista Auténtico  y Frente Renovador, entre otros. Lo votaron en primera lectura el 13 de julio, luego pasó por una audiencia pública y ahora fue sancionado en forma definitiva con 46 votos positivos y 11 negativos.

POLISPOLITICA

La ley le da al club la posibilidad de llamar a licitación para que un privado termine el microestadio para 10.000 personas en Humboldt al 500, cuya construcción está parada hace un año y medio. La empresa tendrá la explotación para organizar recitales y eventos por 40 años, hasta 2057. A cambio del negocio, la concesionaria deberá construir una escuela pública de 2.500 m2 y dejar un 10% de la superficie para espacios públicos. Además, el club tendrá que ofrecer descuentos en la cuota social y las actividades aranceladas a los alumnos de esa futura escuela.

Para Atlanta significa solucionar un problema. En 2012 el club firmó con la empresa Lugones Center un contrato para la construcción del microestadio, obra que comenzó al año siguiente. Si bien alcanzaron un 40% de avance de obra, el emprendimiento se frenó a mediados de 2015 por problemas financieros de la concesionaria. Para colmo, en mayo de ese año se desplomó parte del techo que estaban empezando a montar.

La cancha de Atlanta, inaugurada en 1960, y el resto de las instalaciones del club están en terrenos que pertenecen al Estado porteño, por eso es la Legislatura la que debe autorizar este nuevo convenio.

Para la Ciudad, además, el interés es que finalmente haya un estadio techado en Buenos Aires, que permita la organización de recitales y eventos deportivos y culturales. El microestadio tendrá una muy buena ubicación, cercana a la estación Dorrego del tren San Martín, al subte B y a decenas de líneas de colectivos.

Pero, de cumplirse los plazos anunciados, este complejo sería en realidad la segunda arena techada de estas características en la Ciudad. Es que el Gobierno porteño retomó este año las obras para cubrir el estadio del Parque Roca, en Villa Soldati, que se convertirá en el primer estadio con techo retráctil de Sudamérica y en el más grande del país, con capacidad para 15.000 espectadores. La idea es terminarlo en abril, para que sea la sede principal de los Juegos Olímpicos de la Juventud que comenzarán en octubre.

Desde hace años que se busca que Buenos Aires sume un microestadio cerrado. El Luna Park, con 9.200 espectadores de capacidad máxima, ya quedó chico para algunos eventos. Los estadios techados de Obras o Ferro tienen aún menos capacidad. En 2015 fue inaugurado el DirectTV Arena, para 13.500 personas, pero queda en Tortuguitas. La arena más grande del país hasta ahora es el Superdomo Orfeo, en la ciudad de Córdoba, que puede recibir a 14.000 personas.

Fuente: Polispolitica


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s