Larreta despide a funcionarios ligados a Losteau

Con la excusa de achicar el gasto político, Horacio Rodríguez Larreta comenzó con la purga de funcionarios del gobierno ligados a Martín Lousteau. Ya arrancó con el CESBA y la Corporación Sur, y tendría en la lista otros nombres. Los organismos descentralizados que aparecen en la mira.

Carl von Clausewitz dijo una vez que “la guerra es la continuación de la política por otros me-dios”. El célebre estratega militar pensaba en la idea de la confrontación bélica como un acto político. Horacio Rodríguez Larreta pareció tomarse muy en serio esa pre-misa y le declaró la guerra a Martín Lousteau y a todo lo que el economista representa.

El respaldo político que le brindaron las urnas le permite a Larreta avanzar en la estrategia del PRO (extendida a nivel nacional y provincial) de achicar el Estado. Su fase inicial son los organismos descentralizados.

larreta-lousteau-elecciones050915

El Jefe de Gobierno de la Ciudad salió a la caza de funcionarios cercanos al exembajador de Macri en los Estados Unidos. A decreto limpio, Larreta ya “barrió” de su administración a dos representantes de Evolución: Federico Saravia y Luis Cabillón. Y, según los rumores, va por más.

Saravia fue la primera víctima. El radical cercano a Lousteau había recalado en el Consejo Económico y Social de la Ciudad de Buenos Aires (CESBA), tras un acuerdo político con el espacio de ‘Guga’ después de su designación como diplomático en Washington. En aquel entonces, Larreta había pagado el alejamiento del economista de la política vernácula con distintos lugares en el gobierno para la gente de Lousteau. Pero el retorno del exministro de Economía de CFK, con la idea de disputar la interna en Cambiemos y su posterior postulación a diputado nacional con apoyo de la UCR porteña, fue tomado como una ruptura de lanza por parte del mandamás de la Capital.

‘A toda acción le su-cede una reacción’, pensó Larreta, y fue así que, mediante el decreto N° 389/GCABA/17, Federico Saravia fue removido de su cargo, el 25 de octubre pasado. Cabe recordar que había sido designado al frente del CESBA a fines de ene-ro de 2016, también por un decreto de Jefatura de Gobierno. Durante la campaña de Evolución, Saravia se había mostrado muy activo, y se lo pudo ver en reiteradas oportunidades acompañando a los candidatos de ese frente electoral.

QUE

El segundo caso se dio el 10 de noviembre, cuando un nuevo decreto del Jefe de Gobierno dejó afuera de la gestión a otro cercano a Lousteau. Luis Cabillón fue cesado en sus funciones como vocal titular dentro de la Corporación Buenos Aires Sur S.E., a la cual había accedido en septiembre del año pasado.

Amparado en la figura del recorte presupuestario en el gasto político, el mandamás porteño ya estaría pensando en seguir con la purga de funcionarios ligados a Lousteau. Entre las figuras apuntadas, estaría el síndico de AUSA, Gonzalo Gorbea, hermano de María Inés Gorbea, presidenta del bloque Suma+ y abogada de Martín Lousteau. También caería en la volteada David Gabriel Escobar, integrante de la comisión fiscalizadora de Subterráneos de Bue-nos Aires (SBASE). Este último tiene vinculación política con el legislador socialista Roy Cortina, socio en Evolución.

Ana María Ferrero forma parte del directorio de la Agencia de Bienes Sociedad del Estado (ABSE) y también estaría en la nómina de los “marcados” por el Jefe de Gobierno.

Otro sindicado como posible víctima de la purga larretista sería Walter Raúl Costanzo, quien actualmente se desempeña en la Agencia de Sistemas de Información (ASI).

QUE2

En la sede de Gobierno de Parque Patricios ya estarían analizando las nóminas de otros organismos que podrían ser pasibles de verse afectados por la reducción del plantel estatal. Entre ellos, figuran el Instituto de la Vivienda (IVC), la AGIP, Ceamse, Acumar, el Ente Único Regulador de los Servicios Públicos, la Obra Social de la Ciudad de Buenos Aires, el Ente de Turismo, y la corporación Mercado Central.

“Todo lo que está a tiro de decreto puede ser rajado”, dicen fuentes calificadas del Gobierno. Y tienen razón: los cargos en cuestión dependen de la lapicera y de la voluntad política de Rodríguez Larreta.

Asoma la excusa perfecta: reducir el gasto en el Estado. El Jefe de Gobierno lo sabe muy bien, y tomará la oportunidad. Siguiendo el sentido del dicho popular, “de paso, cañazo”, el manda-más capitalino aprovecha para hacer ‘limpieza’.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s