Crean una Multisectorial en defensa de la Ley de Salud Mental

Distintos colectivos sociales y políticos continúan repudiando el decreto regulatorio mediante el cual el Ejecutivo planea reformar la Ley Nacional de Salud Mental y preparan un plan de lucha. 

La Asamblea Multisectorial en defensa de la Ley Nacional de Salud Mental volvió a encontrarse, esta vez en la Facultad de Psicología – UBA, para delinear un cronograma de actividades para frenar la “inconsulta” reforma de la legislación vigente. La reunión contó con la participación de más de 300 personas, entre las que se encontraban estudiantes, docentes y profesionales de la salud. El espacio, compuesto por distintos organismos y colectivos de la salud mental, y un amplio marco de organizaciones políticas, resolvió participar de la jornada convocada para esta tarde por las centrales de trabajadores contra la reforma laboral; movilizar el viernes 1 de diciembre a las diez de la mañana desde el Obelisco hasta el Ministerio de Salud en contra de la Cobertura Universal de Salud (CUS) y realizar una campaña de concientización la semana próxima, entre una serie de medidas. También fue elaborado y presentado un escrito en rechazo al decreto regulatorio que contó con la adhesión de más de 350 organismos institucionales, colectivos y organizaciones.

GRITODELSUR

 La Multisectorial denuncia el avasallamiento   sobre los derechos en el campo de la salud y en   particular de la salud mental que se profundizó   desde la asunción del gobierno de Cambiemos. Aseguran que el decreto impuesto, sumado a la eliminación de programas sociales como el Plan Qunita, el desabastecimiento y el creciente recorte presupuestario, representan “un gran deterioro del nivel de atención y la salud pública en su conjunto”.

Respecto al decreto en cuestión, responsabilizan al presidente Mauricio Macri y al flamante ministro de Salud Adolfo Rubinstein, y señalan como crítica:

  • La regresión al modelo tutelar, volviendo a concebir a la persona como paciente y no como sujeto de derecho.
  • La sustitución del concepto de padecimiento psíquico por el de trastorno mental.
  • La modificación del concepto de salud mental.
  • La reubicación del manicomio como lugar de tratamiento.
  • La visión biologicista de la salud que responde a los intereses de las grandes corporaciones médicas y el modelo médico hegemónico.
  • El carácter inconsulto de la reforma, puesto que no fue discutido ni consensuado con ningún organismo, en especial con el Consejo Consultivo Honorario en Salud Mental y Adicciones, que es quien tiene la facultad de intervenir.
  • El desplazamiento del Ministerio Público de la Defensa del Órgano de Revisión para darle mayor autoridad a la Dirección Nacional de Salud Mental y Adicciones, dependiente del gobierno nacional.

Fuente: El Grito del Sur


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s