“Lxs vecinxs nos trasmitieron su indignación por las condiciones de higiene e insalubridad que sufren en la villa 31”

El miércoles 25 de abril, el legislador porteño de Unidad Ciudadana, Javier Andrade, recibió  junto a sus pares Lorena Pokoik y Victoria Montenegro, a lxs vecinxs, docentes y trabajadorxs de la salud de la villa 31 que están siendo afectados por la demolición de la escuela Banderita y las obras del Paseo del Bajo que está realizando el Gobierno porteño.

Lxs vecinxs del barrio describieron algunas de las situaciones que tanto los alumnos de la primaria como los docentes deben tolerar en el Galpón-Escuela que montó el Gobierno porteño, debido a la democión de la escuela “La Banderita” de la villa. Inundaciones permanentes, calor sofocante  por falta de ventilación, baños clausurados o desnivelados y polvo y suciedad. Aparte, denunciaron, tienen serias dificultades para atenderse en los centros de salud del barrio, que muchas están desbordados o sufren falta de insumos o médicos.

Luego de la reunión, Andrade declaró que “Entendemos que este ida y vuelta entre legisladores/as y vecinos/as es fundamental para exigir, entre otros, que el Estado porteño cumpla con sus obligaciones. No puede haber ciudadanos de primera y de segunda. Los vecinos nos trasmitieron su indignación por las condiciones de higiene e insalubridad que sufren en la villa 31, que se profundizaron en el último tiempo como consecuencia de las obras”.

A principios de mes el bloque de Unidad Ciudadana visitó el Galpón-Escuela, como así también los contenedores emplazados en el terreno de la escuela Banderita, para interiorizarse sobre las distintas problemáticas que afectaban a la comunidad educativa, aparte de las consecuencias que trajo el cierre de dos centros de salud.

“Hace unos días, en una reunión que tuvimos los diputados/as de la comisión de Salud con la ministra porteña del área, le señalamos la falta de acceso a la salud que padecen los vecinos, como consecuencia del cierre de dos de las cuatro bocas de salud que funcionaban en la villa”, contó Andrade.

“Después de nuestro reclamos, el Gobierno porteño reinstaló la unidad sanitaria móvil en el Correo Viejo, pero la unidad llegó vacía y tienen que ser los otros dos centros de salud del barrio los que provean médicos para sostener la atención”, agregó Andrade. Y dijo: “La segunda iniciativa del Ministerio de Salud fue indicarle a los directores que se pongan en marcha los equipos territoriales”.

El encuentro se realizó en el salón Juan Domingo Perón del palacio legislativo, y sirvió para afianzar el vínculo entre los actores del barrio y los legisladores. “Nuestro compromiso es seguir visitando el barrio y junto a los vecinos/as  exigirle a GCBA que garantice el acceso a la salud de calidad en el barrio”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s