Denuncian a Larreta y Moccia por las irregularidades en el Paseo del Bajo

Scroll down to content

La denuncia fue presentada ante la Fiscalía Nacional de Investigaciones Administrativas (anticorrupción), que encabeza el fiscal Sergio Rodríguez. Además del Jefe de Gobierno y el Ministro de Desarrollo Urbano fueron denunciados el ministro de Transporte Guillermo Dietrich,, el presidente de AUSA Carlos María Frugoni y la jefa de compras de AUSA Natalia Bustos.

No hay dudas que la Obra el Paseo del Bajo, en la se trabaja durante las 24 horas del dias, será una marca registrada de la gestión de Horacio Rodríguez Larreta en la Ciudad. Tal es así, que luego de que el gobierno nacional reconociera la crisis que atraviesa el país, desde el Ejecutivo porteño debieron pedir una deuda millonaria para financiar la obra pública porteña y costear los emprendimientos que ya estaban en marcha, y según afirmaron a Qué a mediados de agosto, la orden del mandamás capitalino fue contundente: “las obras de gran envergadura para la Ciudad como el Paseo del Bajo no pueden frenarse“.

Luego de que la Auditoría General de la Ciudad, a cargo de Cecilia Segura, revisara los papeles de la licitación de esta obra multimillonaria y encontrara todo tipo de irregularidades que muestran como se desvió la licitación para que la gane el dúo Angelo Calcaterra-Marcelo Mindlin -el primero es el primo de Mauricio Macri, el segundo, uno de los empresarios predilectos del presidente-, la auditora  propuso al Colegio de Auditores Generales la realización de una denuncia penal de carácter institucional, propuesta que no fue acompañada por el resto de los Auditores Generales integrantes del cuerpo.

La denuncia fue presentada ante la Fiscalía Nacional de Investigaciones Administrativas (anticorrupción), que encabeza el fiscal Sergio Rodríguez. Además de Rodríguez Larreta fueron denunciados el ministro de Transporte Guillermo Dietrich, el ministro de Desarrollo Urbano y Transporte porteño Franco Moccia, el presidente de AUSA Carlos María Frugoni y la jefa de compras de AUSA Natalia Bustos.

La denuncia a la que tuvo acceso El Destape explica cómo se benefició al dúo Calcaterra Mindlin. La decisión clave fue a través de la Circular Sin Consulta N 7 de AUSA, una sociedad anónima cuyo principal accionista es el Gobierno porteño y donde lo que decide su presidente Carlos Frugoni, ex Cardenal Newman, es la voluntad de Rodriguez Larreta y Macri.

Técnicamente, Circular Sin Consulta es una decisión que toma AUSA sin que nadie se lo pida. Lo que hizo la N 7 fue fundamental para beneficiar a Calcaterra y Mindlin. En concreto, modificó el orden de otorgamiento de los tramos de la obra para despejarle el camino de competidores a IECSA.

El Paseo del Bajo tiene tres tramos, A, B y C. El pliego de la licitación establecía que la empresa que ganara un tramo no podía competir en los otros y que los tramos se licitarían del más caro al más barato. El orden quedaba C-B-A. Primero el C, con un presupuesto estimado de 4.480 millones de pesos; segundo el B, de 2.350 millones; y tercero el A, por 1.870 millones.

“Tal cláusula resulta a todas luces razonable, en tanto de este modo, el Estado se garantiza la mayor concurrencia y en consecuencia el mayor ahorro en el tramo más caro de la obra, excluyendo a la empresa con mejores precios de los tramos más baratos y garantizándose su participación en el tramo más oneroso”, explica la denuncia.

¿Como se benefició a Calcaterra-Mindlin? “La mecánica -denuncia Segura Rattagan-consistió en la emisión de las ‘circulares sin consulta” N 8 para tramo A y N 7 para el tramo B y N 7 para el tramo C, mediante las cuales se derogaba el orden de apertura de las ofertas”.

El objetivo de esta movida fue que IECSA se quedara con el tramo C, despejándole el camino de competidores a los cuales se les dieron tramos más baratos. A los pocos días de emitida la Circular, el 29 de diciembre de 2016, le adjudicaron a IECSA el tramo C por más de 3.000 millones de pesos.

La megaobra, que se inaugurará en 2019, está a cargo del Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte porteño a cargo de Franco Moccia, y ejecutada por la empresa estatal AUSA y la Corporación Puerto Madero. La misma consiste en un nuevo sistema vial de 7,1 kilómetros, cuyo diseño de trinchera abierta en su mayoría, se extenderá desde la Autopista Buenos Aires-La Plata, sobre las avenidas Alicia Moreau de Justo y Huergo-Madero, y luego por las avenidas Ramos Mejía, Antártida Argentina y Castillo, hasta su empalme en el norte de la Autopista Illia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: