[Sangran por la herida] Estigmatizante nota sobre los vecinos de la 31 en La Nación

El diario asegura que la gente de la populosa villa no voto a Larreta “porque no le puso baldosas”

Cruzando todos los límites del buen gusto y en los límites de la discriminación, el diario La Nación publico una nota sobre porque la Villa 31 voto masivamente a Lammens y no a Rodriguez Larreta.

“Yo quería baldosas, le dan vida a la casa”, se queja mirando su piso gris de cemento alisado, un estilo industrial que está de moda entre los arquitectos de Palermo. “Parece un cementerio”, acota su mujer, señalando los ladrillos opacos de las paredes. Tienen una bandera con la iconografía peronista guardada y dicen que la desplegarán durante el asado con el que planean festejar la eventual derrota del oficialismo. Asegura la nota de La Nación.

Por otra parte los periodistas Nicolás Cassese y Romina Colman, autores de la nota, hacen una ridicula comparación, casi comparada a un panfleto de campaña de la fuerza “Juntos por el Cambio”: “Su barrio ahora es una postal de calles peatonales anchas y juegos para niños. Podría ser el campus de una universidad escandinava” Pero no paran de remarcar que la gente esta enojada por las baldosas.

Finalmente en un pequeño párrafo hacen mención de la terrible situación económica que viven los habitantes del barrio: “Los pasillos atiborrados de la 31 confirman que la recesión afectó antes y con mayor profundidad a los pobres. Nahuel Civila, con gorra y arito de Boca, se quedó sin su trabajo de delivery cuando, a fin del año pasado, cerró la pizzería Roma, ubicada en la calle Lavalle. Comenzó a trabajar en el kiosco de sus padres, pero los números se fueron achicando. “Antes vendía 10 kg de pan por día. Ahora, apenas tres”, se queja”.

Para terminar este inclasificable experimento periodístico, la nota termina ensalzando la gestión de Diego Fernández, un funcionario muy cuestionado por la Mesa de Urbanización del barrio. “Diego Fernández, el secretario a cargo del proyecto de la villa 31, es un buen representante de la nueva generación de funcionarios macristas. Está haciendo un doctorado en Innovación Sistémica en el ITBA, fue gerente de las heladerías Persicco e inversor en la cadena de sushi Dashi. Tiene un perfil técnico y de hacedor, y está muy lejos de un puntero político. Esa extranjería que alguna vez fue virtud se está convirtiendo en problema. Cambiemos construyó con cemento alisado, pero José Algaraz quería baldosas”. Toda una clase de lo que no se debe hacer en periodismo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s