Un sector de la UCR elogia a Monzó y alienta la división del PRO

“Si lo escuchaban estaríamos en el Gobierno”, dijo Carla Carrizo, cercana a Martín Lousteau, quien por ahora tiene bloque propio en Juntos por el Cambio.

La diputada radical Carla Carrizo elogió a Emilio Monzó, cuestionó a Mauricio Macri por desplazarlo de la mesa de decisiones y alentó su armado político en la provincia de Buenos Aires, que iniciará el jueves con un acto en Florencio Varela.

“Si lo hubiesen escuchado un poco más hoy estaríamos no solamente con mayores aciertos en política económica y social, mayores aciertos de gestión, sino que probablemente estaríamos en gobierno”, disparó en declaraciones radiales Carrizo, mano derecha de Martín Lousteau, un amigo del presidente de la Cámara de Diputados.

Carrizo, Lousteau y la tucumana Teresita Villavicencio comparten el bloque Evolución, existe desde 2017, tiene línea directa con Enrique “Coti” Nosiglia y funciona como aliado de Juntos por el Cambio, justo lo que intenta hacer Monzó con un puñado de diputados cercanos que seguirán respondiendo sus llamados el 10 de diciembre.

Cristian Ritondo, proclamado por Mauricio Macri como jefe del PRO, les advirtió que si rompen el bloque no serán aceptados en el frente Juntos por el Cambio y deberán quedar solos explicando si se convirtieron en aliados de Alberto Fernández.

O sea, no les deja tomar el camino de Lousteau, quien hasta se atrevió a diferenciarse en la sesión sobre la crisis de Bolivia. Él no fue, pero sus dos compañeras votaron una declaración que definía la salida de Evo Morales como “un golpe de Estado”, diferente a la del resto de Cambiemos.

Lousteau y Carrizo también se muestran cerca de Alfredo Cornejo, el saliente gobernador de Mendoza con destino en la Cámara de Diputados. Intentó ser jefe de bloque pero Mario Negri juntó la mayoría para seguir al mando del bloque. Analiza romper con su tropa, pero por ahora no pasan de advertencias.

Carrizo se deshizo en elogios a Monzó y celebró su carrera por controlar el PRO bonaerense, donde pulseará con María Eugenia Vidal. “Tiene ya actividad partidaria esta semana, lo veo a Emilio volviendo a su oficio, él es un político nato, va a competir, va a construir poder en la provincia de Buenos Aires”.

Lo consideró “un antes y un después en el liderazgo de la Cámara de Diputados”, clave “en la construcción de consensos” y “en la estrategia parlamentaria”.

“No solamente representa el diálogo, el consenso, los límites y la acción colectiva, respeto entre pares, porque cuando a veces utiliza la palabra rosca dice poco, y a veces es una palabra devaluada, no es eso”.

“Acertó en muchos de los diagnósticos que hizo, él quería un Juntos por el Cambio amplio, no se lo escuchó lo suficiente, se le subestimó el oficio político para saber leer, fue el gran armador de 2015, de Mauricio Macri, permitió la nacionalización del Pro”, recordó.

“Su tesis fue que no tenía que ser endogámica la coalición, que había un no peronismo para conquistar y que había un peronismo no kirchnerista buscando un líder. Y nos quedamos con Pichetto. No alcanzó. La idea es que Pichetto fuera uno de los tantos que pudieran acercarse en esta especie de liberalismo democrático”, interpretó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s